martes, 2 de agosto de 2016

Cada pétalo de esta noche

Me gusta perderme en tus ojos... Son un mar de estrellas fugaces, cuando te apoyas en mi pecho para besarme por sorpresa. Y tus labios, un océano de tempestades en el que no puedo sobrevivir si no me aferro a cada sonrisa, a cada beso que me atrevo a robarte cuando nadie nos ve.

Hoy eres cada acorde de mi guitarra, cada kilómetro de asfalto que saboreo y cada grano de arena en mi playa. Eres todos los besos posibles, y un adiós de portal. Eres promesas, y el amanecer que me recibe al despertar.

Y en cada parte de mí, droga nueva, para que vuelen y se pierdan los pájaros negros en el azul de tus ojos, para que duerma mi alma cansada del amor de la madrugada, en tus manos y sus caricias.

La flor de mi designio y el color de tu mirada, una puesta de luna donde acaban mis noches, y cada estrella del cielo que te cuenta que sigo aquí. Y que por más que se levante, el sol nunca dejará de salir, y perseguir, la luna.

Quiero volar, contigo, y dejar atrás cada puerto sin mirar atrás, echar los amarres en cualquier folio en blanco, y abrirle la puerta a todas y cada una de tus sonrisas.

Y quiero, que me mires sin palabras, que me abrigues la mirada, y que te duermas en mis besos, y que seas tú la única persona que me diga, que eso es exactamente lo que quiero.

No hay comentarios: