jueves, 13 de agosto de 2015

Otra vez

Tan lejos tus besos, que me tengas que echar de menos, y yo tu boca, y yo tu pelo... Y tenía la ilusión, que hoy vieras caer la misma estrella que yo, tu deseo fuera el mismo, como mis ganas, como el ansia de tenerte, otra vez.

No me asustan tus dientes, que muerden, bien dentro. Si ese es tu mundo ese quiero conocer, si esos tus besos que me lleve Morfeo cada noche contigo. Si esos son tus ojos, bailando con ese fuego interior, brillando con las estrellas que ni caían aquel día embobadas contigo, como yo, eso quiero, otra vez.

Esa sonrisa de oro, que pierdo la cabeza si la veo, porque tú ya estás perdida entre mis labios, y mis manos se pierden en tu espalda... Ya estoy perdido, y no quiero nada más de seguir encontrándome otra noche en ti, que coger tus manos para decirte lo guapa que quiero verte. Que quiero verte, otra vez.

Si pudiera pasearte, de orilla a orilla, en un mar de plata... Quiero tu olor en la almohada, tus besos en el cuello, y la luna en tu cintura, dormida, con el calor de tu verano derritiendo cada pedacito de mí. Necesito aquí, que me digas todo lo que te cuesta sangrar escribiéndome, y que me saques todo lo que sangro por verte, y escribirte, imprimiendo tu silueta en el fondo de mis palabras, recortada por la luna, otra vez.

Quiero que pintes otro mundo, dónde seas tú la que elija el trazo de los kilómetros, y quiero que pintes el mar, la noche, la sal y el son. Píntanos a los dos, paseando, perseguidos por las ganas, esperando que no me des las buenas noches, con las dos torres vigilando nuestros pasos y miles de años a las espaldas, con el fluir de una mirada que se sostiene, con la esperanza de llegar a la isla donde está escondido el otro. Quiero que pintes un beso, de color especial, con el justo calor con el que quieres derretir nuestro cubito de hielo. Con dos columnas aguantándonos para que no nos alejemos, no otra vez.

Ponme otra mirada con sonrisa, con tu brillo en los ojos, y ponle una sombrilla, que no se vaya, que no me vaya... No otra vez...

No hay comentarios: