miércoles, 18 de mayo de 2011

Amaneceres

Amaneceres en mis noches, la promesa que te pido, que seas capaz de rasgar el cielo en una tormenta con la luz de tu sonrisa, y elevarme en tus palabras, acompañándome en impertérrito vuelo por el azul que se esconde en tu corazón de acero.
Me pierdes, pero eres la única razón por la que quiero volverme a encontrar, para aparecer descalzo en tu habitación y robarte un beso, para fundirme contigo, para hallarme verdaderamente en lo que busco que eres tú. ¿Cómo te he ignorado tantos años? Siempre al lado, pero demasado ciego para verte. Hoy por fin puedo colgarme de ti, atarnos por la cintura y perder la cordura. Hoy puedo decir que me alegro de estar loco, pues si no lo estuviera no sería capaz de creer en todo lo que se puede hacer en tan poco tiempo, porque si algo se nos ha dado bien, fue recuperar el tiempo perdido.
Me siento diez mil veces mejor, y en parte es gracias a ti, a esa voz que me alegra los días y me deja sobrevivir un poco más. Gracias por el apoyo, gracias por todo, porque es por tu culpa por lo que tendré que disfrutar de ti de nuevo mañana.

1 comentario:

Anónimo dijo...

te echo de menos