jueves, 18 de noviembre de 2010

All done?

Cuando sepas que es en realidad el mundo, eso, en definitiva serás tú.

Correr, dormir, comer, viajar, disfrutar, andar, vivir... Una lista infinita de verbos que podrías llenar con los ojos cerrados, pero sólo serías capaz de completar con el corazón abierto.
Sensaciones que te llenan o que te duelen, aquellas que has sentido antes, un déjà vu, aquellas que no volverás a sentir, interludios de escenas que podrías recordar, pero no quieres, un descanso en el que quieres descansar, pero no puedes.
-Una comida para recordar, y otra que sería mejor olvidar.
-Personas para echar en falta y gente a la que no aguantas.
-Vivir rodeado de gente con la que jugar, pero no tener a alguien con quien descansar.
-Querer olvidar, y sentarte a pensar, sin poder borrar lo que hace mal.
-Un camino que quieres repetir, esperando que otra persona te pueda seguir.
-Una raya en un papel para escribir aquello que no te deja dormir, y eso que puedes repetir.
-Estar rodeado de personas que quieres amar, pero no ser capaz de abrazarlas sin más.
-Recuperar tus manos en verano, y besarte sin pararme a pensar un rato.
-Aprovechar el momento, sin temer por lo que piense luego.
-Tocar una melodía, sin que recuerde la lluvia de un día.
-Aprender una canción, esta para ti, señor.
-Recordar cada momento contigo, para no arrepentirme cuando te hayas ido.
-Componer una frase dentro de la escala, y que en un sueño pueda darte alas.
-Emborracharnos de la noche y la experiencia sin haber vivido la mitad de la existencia.
-Abrazarte en las dunas mientras sale la luna.
-Comerte.
-Y desayunarte.
-Resolver una ecuación de 6º grado.
-Llorar de risa.
-Volver a encontrarnos donde mueren las olas, y sentarnos a pensar donde acaba nuestro mar.

No hay comentarios: