sábado, 17 de abril de 2010

Réquiem

Basta con echar la vista atrás apenas unos meses y percibir un sol abrasador sobre mi piel, quemándome y tildando mi cuerpo de un color cada vez más oscuro y preocupante...

Quiero ver algo, o alguien, y aún no llego a saber qué o quién es, y no por falta de insistencia, puesto que me paso los días y las noches buscando eso por lo que me desvivo, pierdo el apetito y bebo los vientos. Sin embargo un miedo rodeado de incertidumbre me corroe, apenas tengo idea de lo que se avecina. Quizá sea prudente olvidar esa falta, ese vacío en el corazón que seguramente sanaría con el tiempo, pero otro aliciente me incita a volver a por ello, a dejarme la piel en el intento de encontrar eso que de una vez por todas ponga fin a toda duda, existencial o no. Perdí la cuenta de cuántos han caído en su insistencia de prestarse a mi causa, no he encontrado a nadie que sea capaz de sustituir el objeto de mis ansias ni mucho menos compararse a él. Por lo menos si supiese de qué estoy hablando tendría una lejana idea de lo que estoy buscando, pero me es imposible imaginar una persona tal que fuere capaz de impedirme que le confiese mis pecados, o que caminase conmigo sin importarle tiempo, lugar o circunstancia alguna. Aunque supongo que al fin, si no desisto en la batalla y ofrezco guerra a cualquier aviso, acabe encontrando a alguien que rellene por completo mi hueco, alguien que se adapte a mis brazos por inercia y disfrute con cada momento de soledad a mi lado, espero, sinceramente, lograr mi gran premio...

Quizás hoy sepa que estoy más cerca que nunca...

1 comentario:

getthefuckoffoutofmyhead dijo...

:)
muy bonito tu post,
no se si ayuda mucho, pero sabes qe estare ahi siempre, pase lo qe pase
para mi lo eres todo y mas
no entiendo muy bien tu post, pero espero qe un dia cuando puedas me lo expliqes, necesito qe vuelvas..