jueves, 2 de abril de 2009

I still hear your heart.

Vuelvo a escuchar el latido de tu corazón, como tantas veces he hecho al acercar mi oído a tu barriga, al ponerme en contacto con tu siempre frío tacto, al sentir, abrazado a ti, que nada más tenía cabida en este mundo...
Pero ahora es latido no me alivia y relaja, es más, me atosiga me extresa, frecuentemente tengo el mismo sueño en el que se escucha de trasfondo ese latido...Pumpun... Pumpun... Y sigo corriendo por ese pasillo gris... Pumpun... Pumpun... Y algo que no alcanzo a ver me persigue...Pumpun... Pumpun... Y siento que la puerta, la única salida, en la cara frontal del pasillo cada vez está más lejos, como si en vez de avanzar retrocediese... Pumpun... Pumpun... Y mis piernas empiezan a fallar, siento mi cuerpo desfallecer y me voy precipitando hacia el suelo a la vez que el sonido se hace más insistente e intenso... PUMPUN... PUMPUN... Me van a estallar los oídos, eso se acerca a mí no puedo aguantar más... Pumpun... Pumpun... Y entonces salta y se precipita sobre mí...

Y despierto envuelto en sudor, con un frío penetrante en mi ardiente pecho reclamando mi atención, haciéndose notar, diciéndome que no me va dejar en paz, que ese frío me acompañará para siempre...

No hay comentarios: